Diario Impreso Independiente de Astorga y sus Comarcas
lunes, abril 22, 2024

Comunismo agrario

SIN PASIÓN – Eduardo Sáez

Vivimos tiempos en los que las coordenadas que llevan décadas trazadas empiezan a dejar de servir. Un ejemplo de ello es la actual reivindicación de las gentes del campo. Incluso un delegado del Gobierno ha acusado a un partido de derecha «sin complejos» de estar detrás de las tractoradas de principios de este mes. ¿Y qué piden los agricultores? Que les dejen sembrar lo que quieran y poder vender sin tener que trabajar con pérdidas. Se  lo piden a los gobiernos.

Pues a ver, según la vieja política, el intervencionismo del Estado es comunismo, o, como mucho, socialismo. Si queremos sembrar lo que nos dé la gana, pero cobrar las ayudas de la PAC, eso segundo es intervención del Estado (lo primero no, pero a ver a quién se lo vendemos). Y si queremos que nuestros productos no estén sobrepasados por los de terceros países, eso es ir contra las reglas del mercado que dicen que cada uno compra lo que quiere cuando quiere.

Parece todo tan confuso que se diría que reclamando la intervención del Estado, en sus versiones nacional, autonómica o europea, los agricultores que ondean banderas españolas y reivindican cosas políticas en los contrapesos delanteros de sus tractores, están pidiendo medidas comunistas en lugar de alinearse con el libre mercado.

Ya lo dijo Pío Cabanillas padre: «yo ya no sé si soy de los nuestros»

EDUARDO-SAEZ

Comparte esta noticia:

spot_imgspot_img

Otras noticias

Te puede interesar...
NOTICIAS

El Atlético Astorga cumple su objetivo y se impone al Villaralbo (2-0)

Vuelve a colocarse quinto, en puestos de play off, con 49 puntos

El socio gallego de la promotora de la planta de lodos de Piedralba tuvo una condena por soborno

Ecokompost aparece como beneficiaria de una ayuda de 250.000 euros otorgada en 2022 por el Gobierno Central

El Ayuntamiento asume la organización de la feria del queso que cambia de formato

Según ha podido saber esta redacción, la feria, en principio, seguiría adelante pero el Consistorio ha decidido prescindir de los organizadores, creadores e impulsores de este evento, que lleva quince ediciones, asumiendo el control de un salón que además cambiará de formato por otro 'más de andar por casa'.

Magia

Pasando el puerto - Marco A. Macía